Entre el bien y el mal

El Hipnotismo Republicano

Quienes fuimos testigos del último debate Republicano el día viernes, finalmente pudimos escuchar la posición de sus candidatos que cuestionan las pureza ideológica del partido, que critican  los discursos de Donald Trump, que entre uno y otros tratan de mostrar las debilidades de plan de gobierno de sus adversarios,  pero que sin embargo todos rezan las bases del partido  y continúan aferrados a una serie de  lineamientos conservadores que en la práctica no funcionan y que en gobiernos anteriores como el de Bush no lograron una mejora en la calidad de vida de los estadounidenses, pero sí un significativo avance neoliberal, dejando un país, y a un mundo sumido en el síndrome post 9-11, mercado-libre y Gobierno reducido.

En el 2015 sale a la escena política el magnate Donald Trump de lineamiento claramente republicano pero que no comulga los valores del partido y que marca una gran diferencia, que es, el decir con claridad lo que ellos (republicanos) han intentado transmitir continuamente mediante mensajes encubiertos y acciones maquilladas. A Donald Trump no le importa transmitir a viva voz su mensaje de Xenofobia y Racismo, es más,  ha querido utilizar el escándalo de sus declaraciones como un aliado a la hora de conseguir votantes, incluso a los mismos votantes migrantes que piensan que su mano de obra reduce sus posibilidades de trabajo y que incrementan el gasto público. Personalmente creo que Trump tiene intenciones netamente corporativas y expansionistas y lo que busca es asegurar a las grandes corporaciones, además de entrar libremente al negocio de las cárceles, armamento, libre mercado, privatización de los servicios, preservación de las elites “blancas” y una ley de migración más fuerte, hay toda una estrategia de marketing dentro de la cancha de juego político, donde sabe cómo jugar y donde ha tomado la capitanía de su equipo en el partido y el arbitraje del mismo.

El segundo Favorito y que es la esperanza del partido Republicano, es el niño con pedigrí Marco Rubio, latino, hijo de inmigrantes, quien gracias a una beca pudo terminar sus estudios de abogado para luego tener una prominente carrera política, quien llega para refrescar el cuadro rigido de candidatos republicanos, se presenta como un joven que no rompe la base republicana, pero sobre todo aparece como un activista de corbata y escritorio  que cómodamente es vocero de lo que ordenan sus superiores, asegurándose un puesto indefinido dentros de las bases republicanas. Se muestra a un Rubio preocupado y tolerantes ante los  matrimonios gays, legalización de la marihuana, y varios proyectos de ley ya aprobados durante el gobierno de Obama, pero que hasta ahora a pesar de tener una ascendencia cubana no se ha pronunciado abiertamente sobre cuáles serán sus acciones sobre DAPA , Dream Act y la reforma migratoria. Muchos creen que si Rubio quiere ser presidente tendrá que convencer al resto de la comunidad hispana de que su sueño puede ser una aspiración común.

El próximo marzo 2 tendremos el Super Tuesday en donde veremos finalmente cuál de los dos personajes se  rige como el candidato presidencial del partido para las votaciones federales. Trump  abiertamente cínico y con sus intereses propios sobre todas las cosas, y por otro lado  Rubio abiertamente amaestrado por los asesores republicanos quienes quieren asegurar su puesto en la presidencia enviando dos candidatos hijos de migrantes, opuestos en su discursos pero iguales en su base ideológica.

De esta campaña presidencial se puede decir muchas cosas, hay mucha tela por cortar, y rabos de paja inmensos que conocer,  pero desde luego buscan que no sea aburrida y a la mejor forma de reality lo han estado haciendo, es más creo que la controversia que levantado Trump a través de sus declaraciones, han contribuido para que más latinos y migrantes en general despertemos el lado crítico y empecemos a evaluar mejor a nuestros candidatos y mediante el voto  mostrar apoyo y  ejercer el derecho a escoger el “bien o el Mal” dependiendo nuestro sistema de “valores y creencias” y de la cantidad de marketing y campaña hayamos consumido de cada candidato!.

Ahora es necesario generar un despertar y no ser simples actores pasivos, y mirar de lejos la realidad que a todos y todas nos incumbe, hay muchas más razones por las cuales debatir, no solo el momento electoral, si bien este es el espacio propicio para hacerlo, en nuestro caso la realidad migratoria no es solo un tema electoral, sino una realidad diaria la cual debemos observar y empezar a construir y cambiar, pues no creo que a nadie nos guste vivir con la zozobra de ser perseguidos por el simple hecho de bajo sus leyes ser “indocumentados”.

Esperemos algún día poder decir que el “sueño americano” que consiguieron entre comillas las familias de los candidatos, también las puedan alcanzar las familias de millones de los que vivimos en este país sin recibir nada a cambio, más que solo la pesadilla americana” Ser perseguidos por nosotros mismos”.

Mariela Rea

#LaNelaColectiveArts
#MiTrincheraEsElArte

Imprimir

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes