Las venas abiertas de América Latina version siglo 21

Aún recuerdo la imagen única de don Evo Morales sonriente junto al grupo de rock Alcholika, hecho histórico, pues nadie en la historia de ese país, ningún mandatario Boliviano había pensado nunca en respetar la diversidad de los jóvenes en este siglo, el de tanta pos-modernidad incluso hasta en las luchas sociales.
El domingo pasado podíamos ver como las Venas Abiertas de América Latina volvían a abrirse, a derramar su sangre después de más de 500 años de conquista y sumisión a los pueblos originarios de este hermoso continente de Andes y Animales Sagrados plasmados en el viento y la historia. Pues sí, el referéndum para darle continuidad al primer Indio, al Coya, al longo, al “atrevido”, al “sucio y mal oliente” Presidente de Bolivia había decidido detener ese proceso y le dijo en las urnas con un 51,31% que NO, no debe continuar, ¿pero que implica esta decisión democrática de este pueblo?
Cabe recalcar que el 62% de población Boliviana es indígena, y a pesar de eso, luego de más de 500 años de sumisión, por primera vez desde el 2005 se había proclamado como Presidente y líder, a un Indígena llamado Evo Morales. Tras su ascendencia a ser gobierno con un equipo diverso, totalmente distinto a los clásicos neoliberales que cursaban y se rifaban en el poder no solo en Bolivia sino en América latina, el Indio Evo Morales habría logrado reducir los niveles de pobreza extrema la cual en el 2005 era del 38.2%, su reducción fue muy significativa, en el 2014 bajó al 17,3%, en el 2016 al 15% y la proyección para el 2020 era del 9%; en tema de salario subió de 440 Bolivianos en el 2005 a 1665 para el 2015; los niveles de educación sobre todo bilingüe rebasaron todos los márgenes antes establecidos, pues de un grado de analfabetismo del 38% sobre todo en los sectores rurales se redujo al 12% hasta la fecha; salud no se diga, la implementación de centros hospitalarios en lugares donde no había acceso ni si quiera de transporte mejoró notablemente el acceso a la salud de su población, estos son algunos logros alcanzados que creo importante señalar.
Entonces porque su pueblo ha decidido detener estos avances? Que implica esto y bajo que concepción se ha degenerado todo este proceso?
Creo que está más claro que el agua la injerencia norteamericana, toda una campaña mediática contra la figura de Evo, toda una maquinaria a través de redes sociales que aprovecharon en una sociedad retrograda y curuchupa de ciertos elementos moralistas para desmovilizar la imagen solida del Gran Evo, y es que se valieron de herramientas tan bajas, que me huelen a chismes de mercado para deslegitimar no solo su imagen sino todo un proyecto que se encuentra caminando.
Pero desde mi criterio no creo que haya sido solo eso, pues la oleada neo-liberal y posmoderna de la oposición a los gobiernos progresistas, le han sabido encontrar como decimos en la calle la 5ta pata al gato a estos gobiernos, y de eso se han valido para deslegitimar a Argentina, Brasil, Venezuela, y hoy Bolivia, pero más allá de eso y con esa proyección critica constructiva creo que es necesario DEJAR DE DISTRIBUIR CULPAS  Y ASUMIR NUESTRAS RESPONSABILIDADES, pues no podemos asumir la perfección de los proyectos y creer que todo es solo culpa del “Gran Imperio” que está bien preparado ante cualquier proceso político en nuestro continente.
Día a día, hora tras hora, vemos como los culpables de la caída de los gobiernos progresistas son los mismos gobiernos, los pueblos empiezan a cansarse y exigir legítimamente que se limpie la militancia y la burocracia enquistada en estos aparatos estatales de oportunistas, que no han hecho más que enriquecerse a costilla de su pueblo y que han generado como ya lo dije alguna vez, Nuevos Ricos, lo peor de todo es que esos nuevos ricos son los que se encuentran en espacios estratégicos y no permiten limpiar estos proyectos y cada día los van hundiendo más y más; se han interpuesto los intereses personales, han puesto como prioritario sus bolsillos y sus cuotas de poder y no la de nuestros pueblos, y como resultado tenemos una burguesía que de la forma más descarada pero a la vez certera nos dice que existen ricos socialistas, y allí es necesario retomar la frase del gran Pepe Mujica “No se puede ser de izquierda y progresista y vivir acomodado a lo burgués”, creo que las enseñanzas del viejo guerrillero deben ser lección de vida no solo para los pueblos, sino efectivamente para los gobernantes de estos.
Y allí, una vez más ratifico la falta de formación política, en la América Latina se incursiono el discurso de la excelencia, de la meritocracia, de la formación académica como eje fundamental, y claro que lo es, pero con unos cuantos años de haber convertido por completo el aparato estatal, no poniendo en los gobiernos a cientos de burócratas pequeño burgueses que tuvieron la suerte capitalista de estudiar en las Europas o las Yunais States, y he ahí el resultado, dejo claro que no tengo nada contra ellos, pero si con su postura elitista ideológica que no ha permitido ponerse las botas y meterse a territorio a construir un proyecto revolucionario desde los cimientos y no desde arriba, un proyecto revolucionario desde los pueblos, educando y formado a los mismos.
Quizá aun estemos a tiempo, y digo quizá porque a veces me da la idea de que nos estamos olvidando de que esta lucha y toda revolución antes de nada es ideológica, y desde ello construirla con fuerza y convicción, ya vendrán nuevos momentos electorales en América latina y Ecuador, ojala podamos darnos cuenta y resignificar de inmediato los errores cometidos, seamos autocríticos y no nos tapemos los ojos con una venda creyendo que todo está perfecto, de nada le sirvió a Bolivia, Venezuela, Argentina tantos logros, si luego les vamos a entregar en bandeja de plata a gobiernos de derecha, y lo mismo digo para Ecuador, de nada sirve todo lo logrado si por nuestros errores, más la injerencia imperialista vamos a dar papaya y entregar a que todo se privatice.
Al final de cuentas no nos queda más que asumir nuestras críticas constructivas y volver al territorio pero con una verdadera militancia y convicción, la revolución no la hacen las personas no lo olviden, la hacen los pueblos.
Con cariño y aprecio.

Luis Nawel García Cañas

Imprimir

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes