El niño sirio muerto a la orilla del mar

Tomado de: La Prensa Chimborazo http://www.laprensa.com.ec

El niño sirio muerto a la orilla del mar

Enfoque

El cadáver del niño sirio Aylan Kurdi recostado boca abajo en la orilla de la playa turca de Bodrum ha dado la vuelta al mundo. Ese retrato explosionó como dinamita en la mente de millones de personas. Inmediatamente aparecieron quienes cuestionaron la ética de la publicación fotográfica, hilvanando un debate ambiguo que se sostenía en supuestos principios deontológicos. Más allá de si era apropiado o no, subir a las plataformas digitales dicha imagen, deberíamos debatir con indignación el acto que desembocó en la muerte de un niño de apenas tres años de edad. Discutir sobre la pertinencia o no de la imagen pasa a segundo plano. No tiene relevancia ante semejante atrocidad argumentar aquello. Converjamos sí en las razones de su muerte, razones que provienen de la guerra, la violencia, la exclusión y la pobreza. Que indiferentes y arrogantes somos. Significa en el fondo que sólo queremos ver lo que nos agrada y auto complace. Negamos el mortificarnos ante una realidad inevitable. Tan ilusos y deshumanizados nos hemos vuelto, que esgrimimos con exultante estupidez moral conceptos que buscan entrelazarse en los aparentes límites de la libertad de información y comunicación. Esos argumentos para el presente caso no caben. Y no caben porque su validez no puede superponerse a rechazar un escenario que lo estamos obviando, escondiendo e insultando. La vida de miles está en juego y actuamos ciegamente mirando hacia otro lado, dándole la espalda a hechos execrables como los de Aylan Kurdi. SEGUIR LEYENDO

Imprimir

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes