EL ROCK NO A MUERTO, LO MATAMOS !!

El Gran Delfín por primera vez les mueve el piso a los rockers !! Con apenas dos covers a causado tanta conmoción que la envidia del "culto" metalero se desbordó por los suelos, pues si, saben cuántos conciertos de tributos al rock existieron en lo que llevamos del año? Pues más de 15, y saben cuántos hablaron de los mismos? Pues exagerando los 300 que fueron a uno.
Así es compañeros y compañeras, el indio, el runa de Guamote, nos dio una lección, y es que para dar de qué hablar no se necesita andar pregonando por la vida que tan verdaderos o falsos somos, qué tan pesado o suave tocamos, y vivir sólo de pregonar y hablar, Delfín nos demostró que en la vida hay que HACER, y hacer lo que te gusta y lo que te de la gana sin importar lo que digan los demás, quizá ahí está la razón del porque nuestro movimiento cada día está más en crisis, porque nos hemos sentado a criticar y hablar y jamás a hacer !! Para muestra algunos botones.
Aquí todos somos cómplices, nadie se salva en este letargo de agonia donde el rock pasó de ser la escuela pura y contestataria, a una incipiente forma de vida mal lograda.
Ya nos olvidamos las luchas sociales que antes librábamos, la defensa por la identidad, la lucha infinita en las calles por defender esa identidad, las peleas constantes con las autoridades por tener espacios públicos o cualquier espacio decente para realizar nuestros eventos, nos olvidamos de los presos, los violentados y cortados el cabello, las ultrajadas en los ingresos y manoseadas hasta el alma, los desnudados, los sin cadenas y más utencillos e identidades, y así como nos olvidamos de ellos, nos olvidamos igual de la forma lógica de vivir contra el sistema.
Si, todos somos cómplices, unos encontraron el camino correcto para hacer negocio con dos que tres eventos al año, y así como hacen uno de rock luego hacen uno de pop y nadie dice nada, es su negocio y fin; otros malcriaron al movimiento con eventos gratuitos y de forma paternalista hacerles creer que todo es gratis, hasta el aire que respiran los músicos; otros se dedicaron a hacer eventos para un grupo de panas y andar criticando a los eventos grandes; otros a hablar de los otros, y estos otros a hacer lo mismo, las redes sociales es el muro infinito de lamentos de la idiosincracia de "ni viven ni dejan vivir", y en ese incipiente designio se fueron cayendo los programas de radio, las revistas, la producción discográfica, los grandes eventos que no necesitaban de banda internacional para llenar el Agora de la Casa de la Cultura, es decir son nuestros propios actos, nuestra propia forma desproporcionada de ver a este movimiento, lo que nos ha llevado a donde estamos.
Echen un ojo a las semanas pasadas, se cancelan varios eventos por qué la gente no respondió como esperaban, paradójicamente quienes se alegran son los otros productores, cuando los otros productores deberían arrimar el hombro y ayudar a empujar, pero claro la solidaridad aquí no está implícita, aquí solo importa la plata y nada más, también se alegran las bandas que no tocaban porque según ellas todo está amarrado, cuando las bandas deberíamos invitar no sólo a nuestros eventos sino a todos los que haya, o se les hace difícil bajarse de la nube y ayudar a que la escena crezca ?
Todo esto tiene un detonante y a la vista y paciencia de todos se nos cae el movimiento, el rock no a muerto, lo matamos !!
Si, aceptémoslo, nosotros somos los causantes de esta muerte paulatina, no le echemos la culpa a las autoridades, porque jamás fuimos parte de ellas, siempre nos vieron como maniobra de campaña política pero al final nunca pensaron en construir una política cultural, y solo desembolsaron plata para mantenernos callados y lo lograron. Aquí no hay más culpable que nosotros mismos, y si no dejamos de andar criticando y quejándonos de todo, y ponernos a hacer algo para que el movimiento crezca, vamos a enterrarlo.
No hay prisa ni urgencia, pero si hay necesidad de conciencia, con lamentos y lloriqueos no vamos a mejorar las cosas, con burlas y críticas mal hechas tampoco, nuestros actos, nuestra solidaridad y humildad debe de colgar la lucha de poderes, de creernos dueños absolutos de la verdad y ponernos a trabajar y pensar en movimiento, en un sector que como cualquier otro cultural merece respeto y espacios dignos, pero como vamos a conseguir eso sí nuestra discusión es tan pobre que no rebasa de si somos o no "verdaderos" ?

Luis Nawel

Imprimir

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes